12febrero
2024

5 Diferencias entre Apego y Amor que explican por qué fracasan tus relaciones

Una prueba que todo el que busca evolucionar debe superar, sin embargo hemos construido una sociedad basada en la confusión más grande
Tiempo de Lectura estimado: 8:47 mins.

Mira el Video si no quieres leer

Has estado entendiendo mal el concepto más importante de tu vida y por eso han fracasado tus relaciones, ¡sobre todo las de pareja!

No es culpa de ellos, no es mala suerte, ¡no es la astrología, no el destino! ¡Eres tú!

¿Cómo?

Déjame Te explico:

Si los grados evolutivos de la humanidad se pudieran comparar con los de la escuelita, definitivamente el jardín de párvulos, el de los más chiquitos, estuviera caracterizado por esta gran materia pendiente de aprobar, una gigantesca confusión a la que llamo "El primer despertar". Y en este estado se encuentra la mayoría de las personas que todavía padece por temas de pareja!

Y es que cualquiera que pretenda encontrar felicidad y estabilidad, ese estado "utópico", soñado, tan deseado, le toca evolucionar, y superar esta primera prueba, si o sí.

Se trata de una confusión milenaria, tan grande como la humanidad misma, omnipresente como Dios , más común que el pan y motivo del sufrimiento de billones: ¡El amor, El amor de pareja, El amor de familia, El amor, ay el amor!

No existe un rincón de la vida humana que no esté impregnado de este mantra viscoso...  Y aun así todo eso está equivocado.

Pero qué raro!, ¿Cómo va a ser?

Mientras más se nombra, menos lo tenemos... y peor nos va .

Se supone que  esto sea normal

Vivimos en un “sistema” que ha sabido capitalizar la densidad, usando una gran maquinaria industrial (eso a lo que tu mamá llama “sociedad”) para mantenernos funcionando en el modo de vida más denso, adicto, materialista y menos inteligente posible, presas de vicios, profanadores profesionales de lo sagrado y totalmente ciegos a la virtud.

El amor (y sus derivados: coqueteo, sexo, relaciones, desamor, despecho, conquistas, traición, etc.) es el tema principal de esta vida, está en todas las canciones pop, en casi todas las películas, programas de TV, en las peleas familiares, en las excusas para los actos más atroces, en el chantaje publicitario, en las excusas para quedarse … ¡Y para enfermarse!…

Que sí luchar por tu amor, qué sin tu amor no soy nada, que lo hice por amor, que el amor no tiene género, que hay que aceptarlo por amor al planeta y...

Mientras más lo nombramos, menos lo tenemos... y peor nos va.

¿Pero, por qué?

Hemos vivido enredados en ese laberinto romántico del cual no se sale de la manera en la que tú crees... y a la cual le has invertido todas tus energías (¿En vano, quizás?).

Paradójicamente, la gran mayoría de las relaciones de pareja no llegan a conocer el amor, al comienzo son meros juegos egóicos de poder, luego proyecciones de las carencias familiares y conflictos emocionales no resueltos, luego se convierten en rituales de resignación y evasión de la frustración, ¡fases con un potencial terapéutico brutal!… Pero ninguna relacionada con el verdadero amor.

Escucha mi reflexión sobre el tema de la pareja y cómo puedes enfocarlo para salir de ese ciclo negativo en el que quizás te encuentres en relación con este tema, del cual todos son expertos, pero a nadie le funciona lo que sabe (LOL)

El ámbito de la vida en el que menos se encuentra el amor es la relación de pareja que, luego de años o siglos de ataques culturales, se ha convertido en una simple asociación de egos que en el mejor de los casos sirve para transitar mediocremente la vida material hasta su final.

Pues ¡no! Eso a lo que has entregado tu vida no es amor, es apego, o sea: arrejunte, interdependencia, conchupancia y "sabroseo"…  Pero por sobre todas las cosas… ¡Densidad, parásitación, conflictos y sufrimiento!!

Y no, ¡no es lo mismo!

Tu dirás: "Libre albedrío, libre albedrío! Cada quien tiene derecho a creer, hacer y sentir lo que quiera!! ¿Quién eres tú para decir que lo que yo siento no es amor?”

Obviamente, no se trata de definir lo que es cierto y es falso como si fuéramos una enciclopedia, sino de si “¿te sirve o no?” y “¿para qué?”.

¡Anda! Pregúntate ¿cuánto te ha servido la definición que tienes del amor para lograr lo que quieres lograr y ser feliz? ¿Cómo te ha ido en el amor?

Viste?

5 Diferencias entre apego y amor que te ayudarán a evolucionar

Para hacerlo más claro debo compararlo con "eso" que hemos estado haciendo toda la vida, ya que si te lanzo la definición que manejo, te va a parecer muy chocante; es muy complicado para nosotros los humanos ponernos de acuerdo con respecto a los conceptos “superiores” como el libre albedrío, el tiempo, la inteligencia, la energía, etc.

Pero antes, es necesario decirte que para poder entender la diferencia entre Amor y Apego, debes comprender la diferencia entre el Ser y el EGO, tema que te recomiendo que estudies en profundidad, pues es la base de tu despertar.

1.- Una cuestión de nivel de consciencia

El apego es la emoción primordial que nos une a otros seres vivos, qué se siente, se experimenta como una necesidad física e instintiva de interactuar con el otro, podemos decir entonces que el apego es primordial, primigenio, primitivo.

El amor opera en una versión más evolucionada de ti, que ha aprendido a entregar su ser sin reservas para que toda la vida a tu alrededor (incluyendo a tu ser amado) ejecute su misión de vida, experimente lo que tiene que experimentar, para aprender lo que tiene que aprender, para llegar a donde tiene que llegar.

Diferencias entre Amor y Apego

El apego sirve al Ego, el Amor sirve al Ser, ese quien eres cuando eres uno con el todo y tu ego se calma. Esto tiene muchas implicaciones que si bien son duras de tragar y más duras de poner en práctica, son muy muy útiles para entender de qué va esta vida y hacia dónde nos dirigimos todos, sin excepción.

2.- ¿Cómo fluye la energía?

El apego es básicamente transaccional: damos para poder recibir, o mejor dicho, para regodearnos en el falso derecho de recibir: 

“Si yo te quiero y tú no me quieres, me molesto y entonces, lloro”

Esto también puede ser leído como

“Si yo te quiero y tú no haces todas las cosas que yo creo que tienes que hacer por mi, entonces lloro.”

Básicamente, nuestra vida emocional puede ser descrita con estas frases, todos los demás temas que nos aquejan son versiones más elaboradas de lo mismo.

Y aunque es el tema más importante de nuestra vida emocional, el apego es un concepto primordialmente energético/económico que describe un constante intercambio de energía densa, a través de las emociones, por eso es condicional.

El amor es un estado del ser que no está regulado por las leyes económicas, materiales o de supervivencia; es un modo de vida y de dar (o canalizar) energía que va creciendo en potencia a medida que tú vas evolucionando, sin depender de lo que otros te dan o te quitan.

Quien ama entiende en carne propia que no somos dueños de la energía, solamente la canalizamos, por eso, el exigirla o usarla como moneda solamente nos condenará a una vida de carencia.

3.- ¿Necesidad o elección?

El apego se siente como una necesidad corporal: En los estados primitivos de nuestra vida, pensamos que necesitamos consumir energías para sobrevivir, nos aferramos a todo lo que nos las brinde (inclusive en la dimensión emocional).

Cuando vivimos en el apego también somos depredadores emocionales y nuestra vida se convierte en una compleja madeja de estrategias para conseguir “eso” que creemos que necesitamos.

En el estado evolucionado del amor, entendemos que incluso la necesidad es una elección, que lo único que importa es la experiencia y aquello que nosotros generamos, no lo que consumimos. Cuando amas, no necesitas que el otro haga o diga nada, no hay transacción, es un estado de plenitud en el cual se emana cuál estrella, apoyo, impulso y devoción incondicionales por la vida en cada acto que ejecutamos. 

Quien ama entiende que cada quien tiene una historia que contar, retos por superar, demonios que liberar, entiende que la felicidad y el despertar de la consciencia van juntos, y esto solo puede ser logrado en libertad. Cuando amas, siempre prefieres que el otro viva lo que sea que tenga que vivir para que se cuente su historia y se cumpla su misión, incluso si eso les separa. El que ama no encuentra motivos para sufrir, pues su sentir no está sujeto a ninguna condición ni acción por parte de otros.

Este entendimiento es una de las claves para lograr el crecimiento personal y la liberación del laberinto de sufrimiento que en estados más primitivos llamamos "vida"; un entendimiento oculto para la mayoría de las personas, incluso las que se definen como espirituales.

4.- El amor, ¿duele?

No, es el apego el que tarde o temprano traerá sufrimiento, ¿Por qué? La respuesta está en la característica primitiva del sentimiento mismo: El apego está gobernado por las fuerzas causales primordiales que llevan a los seres a autopreservarse en su estado más salvaje: El placer y el dolor.

El amor, al ser un sentimiento más evolucionado, se aleja de estas fuerzas animales de la naturaleza, trayendo consigo entendimiento y agradecimiento.

Cuando solo siento apego por alguien y esta persona muere o se va, entro en un estado de profundo dolor, en cambio, cuando solo siento amor por esa persona, entiendo que está viviendo una experiencia de aprendizaje y su partida no me causa ningún dolor.

5.- Un asunto de dirección

El apego cíclico: Sientes carencia, buscas, obtienes, te acostumbras, te descuidas, lo pierdes, sufres, sientes carencia...  y todo comienza de nuevo, una y otra vez. El apego te hace volver, recaer y reincidir en actividades viciosas que nunca encuentran en sí mismas una fuerza o motivo para resolverse y liberarte del laberinto del querer y padecer.

El amor te enseña a desapegarte, empoderarte y seguir caminando hacia un estado de consciencia más elevado.

Tu viaje entre el Apego y el Amor ES el despertar de tu consciencia

Como verás, estos dos estados no son mutuamente excluyentes, no es un escalón que un día trepas y ya, es más bien como el paso entre una oruga y una mariposa, entre invierno y verano, con todos sus estados intermedios...

Lo único importante es la potencia con la que te mueves hacia adelante, entre un estado y el otro.

¡Entender y superar esta diferencia entre amor y apego es La gran aventura de tu vida humana! La posibilidad de alcanzar esa panacea aparentemente utópica e inalcanzable que nos han vendido como “felicidad”, pero para poder experimentarla tienes que nadar en contra de la corriente y deconstruir TODO lo que has aprendido, luchar contra una “gravedad” social que trabaja 24/7 para mantenerte denso , espeso, lento, aparatoso, fácil de dominar, fácil de depredar.

No te rindas que este es el momento!

Escucha este episodio del Podcast Proyecto Ansiedad CERO sobre la Pareja, no te vas a arrepentir