06septiembre
2021

Eco-Bio-Emoción

¿Por qué es necesario integrar disciplinas y generar una psicología del YO superior?
Tiempo de Lectura estimado: 1.53 mins.

Como psicólogo, entiendo la salud como un estado de equilibrio natural y autogestionado entre lo emocional, lo trascendental (o espiritual) y lo ecológico; vemos las emociones como el lenguaje que conecta lo etéreo con lo material en cada ámbito de la vida. 

Cuando trabajamos en Biodescodificación, nos dedicamos a entender la relación entre las emociones individuales / familiares y los síntomas o enfermedades. 

Cuando trabajamos con la Espiritualidad buscamos la conexión con un estado de consciencia más avanzado que nos permita  acceder a realidades más complejas, usando las emociones como una especie de combustible motivador.

Cuando trabajamos en Ecología estudiamos el parentesco entre lo humano y lo natural, determinante en el entendimiento de nuestra identidad y sobre todo, nuestra salud.

Con la humanidad como centro, estas tres áreas de conocimiento buscan responder la misma pregunta:

Qué somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos.

Hemos descubierto que nuestros actos, emociones y pensamientos son productos de programas que actúan a nivel colectivo y que están totalmente determinados por nuestra relación con los entornos naturales.

Para entender al ser humano es obviamente necesario trascender las fronteras de su ego.

Pareciera que mientras más avanzamos en el estudio y exaltación del ego, más retrocedemos como humanidad y es precisamente este extremo el que ha hecho OBVIA la necesidad de una psicología que busque resultados reales y sostenibles para la humanidad, para ello debemos expandir su campo de estudio a los niveles superiores, en todas las áreas:

  • Del ego al Inconsciente Colectivo
  • Del yo individual al Yo superior
  • Del humano al holobionte

Al restringirnos al estudio del ego, hemos estado practicando una psicología atada de ambas manos, viciosa, circular y de poco alcance.  

Es hora de dar un paso más allá:

Qué es la ECOBioEmoción

#EcoBioEmoción

La descodificación emocional de nuestra relación filial como holobionte con el planeta y nuestros gobiernos.

Tomando en cuenta que:

1 Los humanos somos expresiones fractales de un mismo holobionte: Compartimos un inconsciente colectivo que interactúa con nuestro entorno a través de emociones, como nuestros egos con sus familias.

2 Tenemos una relación emocional con la tierra similar al que tenemos con nuestras madres individuales, a modo de "octava fractal" (La tierra es una gran madre, con los mismos atributos y funciones pero en un nivel superior). como principio femenino, de ella esperamos que nos nutra y aprendemos con su ejemplo a nutrir nuevas formas de consciencia.

3 Tenemos una relación emocional con nuestros gobiernos, similar a la que tenemos con nuestros padres: como principio masculino, esperamos que sean  ellos los que accionan sobre la realidad para otorgarnos beneficios; de ellos aprendemos como pueblo a prosperar en la materia.

4 Tenemos una relación emocional con países / comunidades vecinas similar a la que tenemos con nuestros hermanos: Vemos en ellos historias paralelas en sus relaciones con los principios femeninos y masculinos de madre tierra  y padre gobierno.

5 Nuestro comportamiento colectivo es también susceptible de ser estudiado a través del zodíaco.

Podemos entonces inferir que todos "males" o "enfermedades" de la humanidad también tienen sentido biológico y son parte de un proceso de aprendizaje y sanación colectivo cuyo protagonista es la tierra, vista como Gaia (un ser vivo).

Tiene sentido, ¿Verdad?.

Imagina analizar esas enfermedades que antes no existían (como las alergias, el hipotoriodismo, el TDAH y muchos otros inventos de la modernidad) como parte de nuevas conductas inconscientes, ejecutadas por nuestros cuerpos como parte del  bioma terrestre, ocurriendo en niveles mucho más profundos del Inconsciente Colectivo como producto de la relación con la tierra.

Estoy 100% seguro que la mayoría de las enfermedades modernas son en realidad solo meras campañas de marketing de las empresas farmacéuticas, gobiernos y corporaciones en su construcción fraudulenta de una humanidad deshumanizada, pero eso no les releva de haberse  convertido en una realidad colectiva para esa mayoría de la humanidad que ha sido hipnotizada por el mantra farmacéutico de los vendedores de aceite de serpiente. Estas enfermedades son por tanto, reales, tienen carácter somático y son también parte de un proceso global de engaño / desengaño (enfermedad / salud) del sistema global.

Nuestra relación con la tierra está enferma y está en proceso de sanación.

Muy profundo en nuestro ser yace la noción de "esta tierra es de alguien", lo cual evidencia que vemos a la tierra y sus derivados como COSAS / PRODUCTOS susceptibles de poseer y explotar, con esa base paradigmática hemos procedido a generar un holocausto ambiental participando en un proceso de desestabilización a gran escala.

Pero ¿Y si no es así?,

¿Y si todos ellos están vivos y merecen dignidad que no les hemos dado?

¿Y si nuestro parentesco con ellos es tan profundo como el familiar, solo que no lo vemos por vivir ahogados de ciudad?

¿Y si hemos estado inconscientemente siendo parásitos que enferman y se enferman... pero no se dan cuenta?

Quizás nuestra búsqueda de la causa de las enfermedades deba expandirse y considerar que así como no estamos solos y somos parte de redes humanas, los humanos también somos parte de redes más grandes, compartiendo un tramado emocional / biológico totalmente biodescodificable con todas las demás especies.

Quizás la tierra esté  transitando por su propia "crisis emocional"  y los males que nos aquejan son solo síntomas que deben ocurrir para que la experiencia se haga real  y así poder entonces, trasmutarla al convertirla en aprendizaje y sanación.

Nuestra sociedad se basa en una posesión y esclavización ilegítima de seres vivos (comenzando por la tierra misma) que nos ha llevado a vivir agrediendo, parasitando, diezmando y ensuciando un ser que cumple un rol de MADRE.

Definitivamente ESO influye en nuestra génesis emocional, claro, lo hace de una forma más profunda, grande, lenta y generalizada que lo familiar, por eso no podemos verlo, pero está... e influye.. y quizás ya deberíamos considerarlo como u hecho y trabajarlo a la par que trabajamos nuestros procesos emocionales individuales y  transgeneracionales.

Me gusta llamarlo #ecobioemoción, sigue el hashtag para que conozcas mis avances en la matera.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Emocionaligencia (@emocionaligencia)

English Spanish